mercoledì 14 gennaio 2015

CUENTO DE NAVIDAD. Fernando Bueno

En un día frío de invierno, cerca de las fechas de Navidad, en el tronco de un árbol de hallaba una pequeña ardilla que estaba un poco enferma.

Esta pequeña ardilla vivía con su familia, pero aun así se sentía un poco triste porque creía que estaba sola ya que estaba malita. La madre de esta pequeña ardilla siempre intentaba animarle, pero no veía que mejorara su estado de ánimo, por lo que pensó en hacer una gran cena de Navidad con sus vecinos del bosque.

La madre de la pequeña ardilla, mandó a su hijo a buscar un montón de castañas, nueces, frutos... Mientras ella fue a visitar a todos sus vecinos para hacerle una sorpresa a su hijo.

El día de Navidad, la pequeña ardilla se sentía peor que nunca porque no podía disfrutar de esta celebración con nadie, pero para su sorpresa cuando llegó la noche, empezó a sonar el timbre de la puerta, una y otra vez, y entraba un olor genial de la cocina. Salió de su habitación y se encontró con todos sus vecinos, un gran banquete, montones de regalos y empezó a sentirse feliz.

Al final de la noche, después de haber comido y conversado con todo el mundo, volvió a sentirse algo triste, ya que sentía que volvería a quedarse solo. Pero no fue así, cada día después de ese día de Navidad, alguien venía a visitarle, a hablar con él, a salir a dar una vuelta por el bosque, y nunca más volvió a sentirse triste y solo.

(La Navidad une a las personas y hace ver al resto que todo el mundo necesita compañía y amor)


Cuento seleccionado del blog Adelamicro que junta textos de enfermos de Ela (Esclerosis Lateral Amiotròfica). Para participar de la selecciòn reservada a los afectados por la Ela ver la convocatoria. 

Nessun commento:

Posta un commento

Grazie!